jueves, 18 de enero de 2018

Ganadería "Cebada Gago, Herederos de D. José" Medina Sidonia (Cádiz).

 Ganadería "Cebada Gago"
 La ganadería de “Cebada Gago” está inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
 Antigüedad: 28/07/1946.
 Finca "La Zorrera" Medina Sidonia (Cádiz).

 Historia:
El 1 de Enero de 1940 regresa de la guerra D. Salvador García Cebada a Paterna de la Rivera (Cádiz) y comienza a trabajar con su tío D. José Cebada Gago.
Por aquel entonces D. José poseía las fincas de "Arroyo Hierro" y "Los Arquillos" en las cuales además de labor criaban ganado manso.
A través del trato de bestias, D. Salvador frecuentaba espectáculos de acoso y derribo, al que era aficionado como espectador. En una de esas ocasiones conoce a D. Juan Belmonte al que le cambia un caballo por tres vacas de desecho y un semental para un par de años.

 Cruza este semental con las tres vacas de Belmonte y alguna más bronca que había en la casa. Los productos que van saliendo se venden en los pueblos de alrededores para festejos sin caballos de añojos y erales.
Nº 42 uno de los sementales que cubre la vacada en la actualidad.

 Se devuelve el semental prestado y le compra otro también del hierro de Belmonte. Al poco tiempo, y gracias a la afición de D. Salvador al ganado bravo, se compra 36 vacas de D. Carlos Núñez, de las cuales venían algunas paridas y otras preñadas. A este lote les echa el semental que había adquirido, criando un montón de vacas sin tentar, alrededor de cien, a las que herró con el hierro de Salvador García Cebada, actual hierro de segunda de la casa.

D. Salvador García Cebada, en el año 1960 decide comprar el hierro de la unión porque en aquellos momentos el reglamento no permitía la Lidia en plazas de primera categoría a las ganaderías que no pertenecieran a la unión. Como él tenía el otro hierro a su nombre, decide comprar el de Dña. Cristina de la Maza y ponerlo a nombre de su tío, D. José Cebada, ya que Salvador siempre había sido su mano derecha en los negocios del campo. D. José Cebada Gago, nunca fue ganadero de bravo, ni tomó ninguna decisión al respecto. 
Junto con el hierro de Dña. Cristina se compró también todo el ganado que tenía, alrededor de 150 cabezas entre machos y hembras. Se tentó y retentó todo, los machos los toreó D. Luis Parra "Jerezano", eliminándose todo, con lo cual sólo se quedó con el hierro.
 Divisa: Colorada y verde. 
 Se retentaron entonces las vacas que D. Salvador había comprado a Núñez, junto con los productos que habían nacido ya en la casa. Todo lo que no gustó se echó a las vacas mansas y con lo aprobado arrancó la ganadería.
El mayoral D. Juan Quiñones.
 Por aquel entonces se compra la finca "La Zorrera" (Medina Sidonia) cuyas tierras lindan con "Los Alburejos" propiedad de D. Álvaro Domecq y Díez y con el que entablará una entrañable amistad. Gracias a esta, compran juntos un lote de sesenta y tantas vacas a D. Juan Pedro Domecq y Díez que se reparten entre los dos, introduciendo así el encaste Jandilla en la ganadería.

 La amistad entre ambos ganaderos ha sido fundamental en la formación de la ganadería, D. Álvaro ha prestado durante muchos años diferentes sementales de procedencia Núñez.

 Otro acontecimiento importante en la ganadería fué la adquisición del toro "Fiscal" nº265 del hierro de Rincón al que se le sacaron grandes vacas y toros, especialmente el nº 11 "Ajustador" hijo de una vaca de Juan Pedro, considerado como el toro importante que ha formado la ganadería, junto con otro semental de origen Torrestrella nº21 de nombre "Chiclanero"


 Segundo hierro “García Cebada, Hdros. De D. Salvador” inscrito en la "Asociación de Ganaderías de Lidia" año 1977.

 Procedencia actual: D. Carlos Núñez, 'Jandilla' y 'Torrestrella'. 
 En la entrada a la finca “La Zorrera” los hierros de la ganadería “Cebada Gago, Herederos de D. José” y “García Cebada, Herederos. De D. Salvador”
Cebada Gago, Herederos de D. José

Sigla: UFL.
Asociación: “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.
Localización: Medina Sidonia (Cádiz).
Propietario:
Hros. de Cebada Gago, S.L.
C/ Real 24 Paterna de Rivera (Cádiz).

Representante:
D. Salvador García Cebada
Calle Real, 18, Paterna de Rivera (Cádiz)
Teléfono representante
956 23 30 80 - 956 41 60 16 – 639 78 65 40.
Mail: aliciarudiez@hotmail.com

Divisa: Colorada y verde.
Fincas:
'La Zorrera' 11170 Medina Sidonia (Cádiz), 'Pozo del Guardia' y 'Las Ventillas' 11180 Alcalá Los Gazules (Cádiz), 'El Pino' 11178 Paterna de Rivera (Cádiz), 'Corteganilla' 11400 Jerez de La Frontera (Cádiz).
Historia:
Formó esta ganadería en 1935 D. Leopoldo Sainz de la Maza y Gutiérrez Solana, Conde de la Maza, con reses de don Juan Belmonte. En 1938 se la cedió a su hija doña Cristina de la Maza y Falcó. En 1940 se aumentó con un lote de vacas de Gallardo y dos sementales de Juan Belmonte, siendo vendida en 1960 a D. Salvador Cebada Gago, y por fallecimiento de éste, en 1964, pasa a anunciarse a nombre de sus herederos. Se eliminó todo lo procedente de doña Cristina de la Maza y se formó la ganadería con reses de don Carlos Núñez y “Jandilla”.
Procedencia actual: D. Carlos Núñez, 'Jandilla' y 'Torrestrella'.
Mayoral: D. Juan Quiñones.
Antigüedad: 28/07/1946.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Ganadería "Conde de La Maza" Morón de La Frontera (Sevilla).

   Ganadería “Hros. Del Excmo. Sr. Conde de la Maza”. Inscrita en la “Unión de Criadores de Toros de Lidia”.

 Historia: En la finca ya existían vacas y toros para uso particular del Conde y sus invitados, y no fue hasta 1935 que el primer lote de vacas y toros fue adquirido por D. Leopoldo Sainz de la Maza y Gutiérrez Solana a Juan Belmonte, al que posteriormente añadió vacas de Gallardo. El uso de la ganadería que hacía el Sr. Conde a comienzos de siglo no tenía nada que ver con la selección, y mejora de las reses llevada a cabo por su hijo a partir de 1954. Procede ésta de un lote de Vistahermosa que después de pasar por la propiedad del Barbero de Utrera, Arias de Saavedra, Ildefonso Núñez del Prado, Marqués de Gandul, don José Antonio Adalid, don Francisco Taviel de Andrade, don Gregorio Campos, don Narciso Darnaude, don Romualdo Arias de Reina y señores Hidalgo Hermanos, pasa a los herederos de don Arturo Pérez Hernández, y al dividirse la vacada en 1953, el lote correspondiente a doña María López Tejada fue vendido a don Leopoldo de la Maza y Falcó en 1953, que adoptó el hierro que actualmente utiliza, variando posteriormente la divisa y la señal. En 1966 adquirió sementales del Marqués de Villamarta y en 1977, un lote de vacas y dos sementales de procedencia Núñez. Puede decirse que desde 1955 y tras más de 35 años en su poder mediante una cuidada selección, ha creado su propio encaste. “Conde de la Maza”.

  Sistemas de tienta y evaluación:
El Conde de la Maza tienta las becerras, como suele ser habitual, cuando éstas han cumplido los dos años. En opinión del ganadero "la bravura auténtica se aprecia en el caballo", por lo que Leopoldo Sainz de la Maza prefiere "perdonarle la vida a una becerra muy brava ante el picador aunque luego presente alguna dificultad en la muleta". Por el contrario, las de nota muy alta en el último tercio no son aprobadas si su comportamiento ante el picador es discreto. 

 Leopoldo Sainz de la Maza otro factor absolutamente necesario para aprobar una becerra es que demuestre fortaleza física, puesto que considera que las caídas de los toros tienen tres causas fundamentales. "Además de la mala alimentación y el poco ejercicio, el error en la selección es un factor determinante, puesto que la debilidad de remos es hereditaria".

  En lo que respecta a la retienta de machos, la prueba es igual de exigente que con las hembras, aunque con anterioridad los erales son tentados a campo abierto en el corredero. Sin embargo, el Conde de la Maza duda de la auténtica utilidad de esta práctica. "Los machos los corremos a campo abierto, pero sólo sirve para descubrir al novillo que es muy manso y así no lidiarlo en una corrida de toros, que no es poco. En cambio -continúa explicando- entre el bravo y el muy bravo no se aprecian diferencias de comportamiento".

 Por ello la selección de machos que se van a retentar en la plaza se efectúa a partir de dos puntos concretos. "Entre toda la camada -explica el ganadero- elegimos los que tengan una buena reata y además un trapío importante".
 La plaza de tientas, con capacidad para 500 personas, también conocida como la cátedra de Arenales por su tradición y prestigio en el mundo del toro y el toreo, nos brinda la posibilidad de deleitarnos con las tientas, el rejoneo, la doma vaquera o la participación en las capeas y en la selección de las mejores reses.
  Sistema de fijación de caracteres:
En este apartado Leopoldo Sainz de la Maza considera que "la vida del ser humano es corta para lograr la fijación de caracteres en una ganadería en lo que respecta al genotipo". Mucho más fácil es lograr el fenotipo deseado, y los toros del conde, por su gran trapío y astifinas defensas, son una prueba evidente de un tipo zootécnico perfectamente logrado. En cuanto al genotipo, para Leopoldo la palabra clave es "acometividad". "La acometividad -manifiesta- supone todo: Dureza de patas, que vayan al caballo, que vayan a la muleta, que no se rajen y que, al final, mueran peleando, es decir, buscamos toros bravos en mayúsculas".

  Alimentación y manejo:
La teoría del Conde de la Maza es que el ganado tiene que estar moviéndose desde que los primeros meses de vida y así ir desarrollándose progresivamente. Los cercados amplios son por tanto, fundamentales, y como prueba tenemos que en Arenales 20 ó 30 vacas de vientre pastan en cerrados de unas 35 hectáreas.

 En cuanto a los machos que van a las corridas, el Conde de la Maza fue uno de los pioneros a la hora de correr los toros cinco o seis meses antes de su lidia: "Los hacemos galopar durante dos o tres kilómetros -explica- y desde que comenzamos hace años no se nos cae un toro".

 En cuanto a la alimentación, la magnífica calidad del suelo de Arenales permite alimentar al ganado con la propia hierba de la finca. Leopoldo de la Maza tiene como norma no dar pienso a los toros hasta su último año de vida, con objeto de facilitar su remate para la lidia. Así, desde su nacimiento hasta esos últimos meses antes de ser embarcados para la plaza, la alimentación se lleva a cabo a partir de hierba y pastos naturales.

  Calendario del año ganadero:
Los sementales se echan a las vacas el día 15 de diciembre, y las vacas empiezan a parir a finales de septiembre y las últimas lo hacen a primeros de abril. "No adelanto la cubrición hasta agosto -aclara Leopoldo- que así logran lidiar toros con un año menos. Para mí es un error y una trampa. Un error porque una vaca no puede parir dos veces en un año; y una trampa puesto que al toro que tiene cuatro años cumplidos pero no cinco hierbas le falta cuajo, seriedad y en definitiva, trapío".
  El destete se hace por lotes, ya que actualmente están todos los animales acrotalados a los pocos días de nacer y además se encuentran perfectamente controlados gracias al ordenador. Igual sucede con los herraderos, uno en septiembre y otro entre octubre y noviembre. Finalmente, los tentaderos se realizan entre octubre y abril, y se suelen tentar entre siete u ocho becerras al día.
  Particularidades del manejo y costumbres:
Aunque hoy en día no se puede considerar la utilización del ordenador en la ganadería como una peculiaridad, sí lo es que Leopoldo de la Maza sea uno de los pioneros en esta práctica. El Conde de la Maza lo introdujo en su ganadería brava en 1971.
  Otra singularidad de Leopoldo es que, durante muchos años, él se encargaba personalmente de realizar los tentaderos, "y no le importaba torear hasta diez vacas en un solo día", afirma el ganadero. "Cuando yo toreaba las vacas -explica- las veía mejor, porque me daba cuenta perfectamente si el error era mío o del animal".

 La antigua plaza de tientas, hoy convertida en un singular salón con capacidad para 320 personas y el salón del tinajón, con capacidad para 350 personas, dan cobijo para la degustación de la auténtica gastronomía andaluza, el disfrute de nuestro folclore y el convivir en un lugar absolutamente diferente y acogedor.


Cortijo Arenales:
Situado en la provincia de Sevilla, a 45 minutos de la capital, se encuentra. El Cortijo de Arenales. Sin duda este hermoso Cortijo atesora con celo, en sus más de 2.700 hectáreas, todos los secretos y leyendas que esconden el mundo del toro bravo, la cría de caballos y la filosofía de vida del campo andaluz.

  Su dehesa, llena de fauna salvaje como demuestran sus gamos, muflones, cigüeñas, buitres, liebres, caballos en libertad…, nos embriagan de la luz, el color, el aroma y la visión de ese campo que ya es difícil disfrutar.

 En definitiva, el Cortijo de Arenales, pone a disposición de todo aquel que busque la esencia de lo auténtico y lo diferente, todos sus medios y todo su personal para que su paso por estas tierras sea algo más, sea una experiencia a su medida

Conde de la Maza, Hros. Del Excmo. Sr.
Sigla: UFS.
Asociación: Unión de Criadores de Toros de Lidia. UCTL.
Localización: Morón de La Frontera (Sevilla).
Propietario:
Arenales de Maza, S.A
Cortijo Arenales. 41530 Morón De La Frontera (Sevilla)

Representante:
D. Leopoldo Sáinz de la Maza Ybarra (Sr. Conde de la Maza)
Cortijo Arenales. 41530 Morón De La Frontera (Sevilla)
Teléfono representante: 955 95 70 48-95 485 0917
Móvil representante: 609 26 90 13

Divisa: Roja y negra.
Marca: Hoja de higuera en la derecha y raja en la izquierda.
Finca: “Cortijo Arenales” Morón De La Frontera (Sevilla).
Hierro: Fue diseñado por el primer Conde de la Maza en 1912. Está formado por una "L" y una "M" (iniciales de Leopoldo y Maza), y en la parte superior aparece una corona condal. Con él se hierra todo el ganado de Arenales, ya sean toros, caballos u ovejas.
Historia: En la finca ya existían vacas y toros para uso particular del Conde y sus invitados, y no fue hasta 1935 que el primer lote de vacas y toros fue adquirido por D. Leopoldo Sainz de la Maza y Gutiérrez Solana a Juan Belmonte, al que posteriormente añadió vacas de Gallardo. El uso de la ganadería que hacía el Sr. Conde a comienzos de siglo no tenía nada que ver con la selección, y mejora de las reses llevada a cabo por su hijo a partir de 1954.
Procede ésta de un lote de Vistahermosa que después de pasar por la propiedad del Barbero de Utrera, Arias de Saavedra, Ildefonso Núñez del Prado, Marqués de Gandul, don José Antonio Adalid, don Francisco Taviel de Andrade, don Gregorio Campos, don Narciso Darnaude, don Romualdo Arias de Reina y señores Hidalgo Hermanos, pasa a los herederos de don Arturo Pérez Hernández, y al dividirse la vacada en 1953, el lote correspondiente a doña María López Tejada fue vendido a don Leopoldo de la Maza y Falcó en 1953, que adoptó el hierro que actualmente utiliza, variando posteriormente la divisa y la señal. En 1966 adquirió sementales del Marqués de Villamarta y en 1977, un lote de vacas y dos sementales de procedencia Núñez. Puede decirse que desde 1955 y tras más de 35 años en su poder mediante una cuidada selección, ha creado su propio encaste. “Conde de la Maza”.
Procedencia actual: Excmo. Sr. Conde de la Maza.
Antigüedad: 15/08/1963
Mayoral: D. José López Ligero.